dimecres, 2 d’abril de 2008

Punt 4. Dimecres!

Tornem-hi!
Avui amb més energia, més voltes per l'institut, més bromes entre companys i una conversa amb una senyora al carrer impressionant:

Tota inquieta diu:

- Perdona yo te vi ayer jugando a futbol en el polideportivo ¿puede ser no?
- QUÈ!? NO!!
- Ay perdona, perdona ... I a marxat corrents!

No sé com m'hauria sensat si realment no pogués moure les cames..
On esta la lògica siusplau!!

2 comentaris:

Mari Carmen ha dit...

Sí la verdad que fue chocante la conversación con aquella mujer. Creo que tienes mucho valor al ser capaz de ponerte en la piel de un discapacitado y pasar una semana en silla de ruedas. Se nota el interés por el tema. Tú sabes que si lo necesitas puedes levantarte, mover las piernas y que el domingo aparcarás la silla y podrás hacer lo que hablamos hoy, te falta encontrar el campo de trigo. Por eso creo que las sensaciones que tú estás viviendo esta semana no son las mismas que vive una persona discapacitada. Sin embargo si te das cuenta y nos damos cuenta todos los que te acompañamos cada día de las dificultades que supone ya no sólo las limitaciones del propio cuerpo sino también las limitaciones de movimiento que ofrece el espacio en el que te mueves. Sólo hay que ver todo lo que tienes que hacer para ir a almorzar a la hora del patio. Algo que parece tan sencillo caminando, tú en la silla ni siquiera puedes hacerlo sola y si lo haces corres el peligro de que te pille un coche. Con todas estas barreras les recordamos constantemente que no tienen esa autonomía e independencia que quisieran. Cosa que también estás notando tú. Nada Laura dejando a un lado la novedad y las bromas de estos días creo firmemente que va a resultar un gran trabajo así que mucha suerte.

jordi ha dit...

ei! mola molt el teu treball! i que cansat que deu ser, no?

buff... i demà també vindràs així?¿ apa, que amb lo accessibles que són les esmandies... sort que no fem esplai al 2n pis!

vagi bé! ;)